Identifícate

Identifícate

Shokema Branch

Secciones Shokema / Carranque

Busca nuestras publicaciones

Bienvenidos a ShokemaBranch.com! Aviso sobre política de privacidad.

Al continuar navegando entendemos que aceptas la política de privacidad y condiciones generales de nuestra Web. ¿De qué estamos hablando?

Acepto
Privacidad
ShokemaBranch.com utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Las mismas son necesarias para que la operatividad de nuestra Web no se vea afectada. Si deseas que no situemos dichas cookies en tu dispositivo, debes configurar el navegador que estes utilizando para que sean rechazadas. Esa acción ocasionará un funcionamiento inestable de la Web. En caso de tener dudas te recomendamos que te pongas en contacto con el equipo de soporte de tu navegador.
Legislación
La legislación vigente obliga a cumplir en todos los sitios Web profesionales con lo establecido tanto en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, como en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE), en adecuación a la Directiva 2009/136/CE del Parlamento y Consejo Europeos y relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas. La transposición de la directiva comunitaria se hizo el pasado 30 de marzo de 2012 en nuestro país a través del “Real Decreto-Ley 13/2012”. Dicho decreto recoge en su artículo 4º la modificación de la Ley 34/2002 (LSSICE), regulando todo lo referido a las cookies en el artículo 4.3 (que da una nueva redacción al artículo 22.2 de la LSSICE) y destacando como aspecto novedoso “la necesidad de consentimiento” además del de información previsto en la LSSICE.
¿Qué son las cookies?
Las cookies no son más que fragmentos de información que los servidores web almacenan sobre los usuarios en sus ordenadores. Son archivos de texto utilizados por los sitios web para recopilar y recordar datos de interés sobre sus visitantes y sus hábitos de navegación. En la actualidad son utilizadas por servidores web de todo el mundo para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos; sería dificil concebir la navegación por Internet hoy en día sin la existencia de cookies.
Fueron inventadas por Lou Montulli, un antiguo empleado de Netscape Communications (uno de los navegadores primigenios en la red). Son muy útiles para los administradores de sitios web ya que les permiten llevar un control de visitas y, de paso, proporcionan comodidad a los usuarios en su navegación por sitios habituales, pues éstas guardan sus configuraciones básicas de navegación.
Las cookies no son gusanos o virus, no son spyware y tampoco tienen como finalidad generar spam. Tan sólo son datos a disposición de los sitios web emisores, de ninguna otra empresa, corporación u organismo más.
¿Que tipo de cookies utiliza ShokemaBranch.com?
Cookies de sesión: Están diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web. Cuando finaliza su navegación, la cookie desaparece.
Cookies de analítica: cada vez que el usuario navega por nuestro sitio, nuestro proveedor externo de estadísticas (Motor Analítico de Google) genera una Cookie para conocer el uso de nuestra web. La Asociación Deportiva Shokema no autoriza la compartición de estos datos a terceros. En todo momento la identificación es anónima y tan solo permite conocer las tendencias aproximadas de nuestros visitantes. Puedes consultar la política de privacidad de Google en http://www.google.es/intl/es/policies/privacy/
Cookies persistentes: Tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por ShokemaBranch.com
(También puedes consultar nuestros Términos y Condiciones Generales)
Departamento de Desarrollo Web
ShokemaBranch.com

La ceremonia de té, que en japonés recibe el nombre de Chonoyu, es una costumbre social y estética característica de Japón, en la que se sirve y se bebe matcha (te verde en polvo).

En nuestra visita a Japón, tres días estuvimos en Saiyo, situado en la hermosa isla de Shikoku, y tuvimos la gran suerte de asistir, de la mano de nuestra gran amiga Cindy, a una ceremonia del té, oficiada por la sensei de ésta con la cual aprende este bonito arte.

“Kenshis de shokema en la ceremonia del té”

Pero veamos un poco de historia para saber como se origina esto de la ceremonia del té.

El té fue introducido en Japón en el S. VIII, procedente de China, pero el matcha como tal no se importa de China hasta el S. XII.

Al ser el té, una especie muy apreciada la consumían sacedotes Zen y las clases altas. A partir del S. XIV, el matcha se utilizó en un juego llamado tocha, se jugaba en las fiestas y consistia en servir a los invitados varios tipos de té y estos debían en qué región había sido cultivado. Los que acertaban recibían premios.

Mas tarde, el objetivo de la ceremonia era crear una atmósfera especial donde los participantes saboreaban té al tiempo que admiraban pinturas y obras de arte exhibidas en un estudio. Al mismo tiempo aparecieron debido a la influencia de los Samurais (clases dominantes) ciertas reglas y procedimientos que los participantes de la ceremonia del té debían obedecer. Así se asientan las bases de la ceremonia actual.

Esta ceremonia también crece bajo la influencia del Budismo Zen cuya finalidad, en pocas palabras, es purificar el alma, mediante su unión con la naturaleza, todo esto, unido al esfuerzo instintivo de los japoneses por la sencillez y simplicidad.

Dicho esto, nuestra experiencia fue un regalo para la vista de unos novatos “extranjeros” y más aún cuando la ceremonia fue oficiada por una maestra experimentada de 76 años, y queremos compartirla con todos vosotros, aunque hay cosas que no se pueden explicar con palabras.

Celebramos la ceremonia en una casa especialmente dedicada a ello, (sukiya). A nuestra llegada nos esperaban ataviadas con sus kimonos, la sensei que oficiaba la ceremonia y dos ayudantes más.

Nuestro requisito para asistir, ya que eramos invitados, eran unos calcetines blancos.

Entramos a la sala en gatas, como gesto de humildad y nos arrodillamos ante un tokonoma (recordad la entrada al taikai 2005 de Málaga) e hicimos una reverencia respetuosa. Tuvimos que admirar la estampa que había colgada de la pared así como un pequeño jarrón en cuyo interior se posaba una bella flor violácea.

Una vez terminamos de admirar el tokonoma, nos sentamos y el invitado principal se coloca más cerca que los demás del maestro de ceremonias. Este papel le tocó a nuestro sensei Toni, (lo pusimos de conejillo de indias, para ver que cara ponía al probar el te y los dulces)

La sala estaba provista de hornillos empotrados en el suelo, los cuales, contenían agua caliente y donde las ayudantes se instalaron para hacer el té.

Primeramente fuimos obsequiados con unos dulces, que según decía nuestra amiga Cindy, eran muy caros, los cuales tuvimos que partir y comer tras ser estos servidos por las ayudantes con las obligadas reverencias.

Posteriormente nos sirvieron té, y antes de beberlo debíamos efectuar reverencias a los acompañantes, admirar la taza y darle dos vueltas en sentido de las agujas del reloj de tal modo que el dibujo de la taza, que hay que decir que era una obra de arte, quedase mirando al exterior.

Una vez lo bebías, debías darle otras dos vueltas y colocarlo en el suelo donde las ayudantes te lo retiraban tras una mutua reverencia.

Tras esto fuimos deleitados con otra taza de té, no beberlo supondría una falta de respeto.

La última parte de la ceremonia consistió en observar cada uno de los utensilios que habían sido usados en la ceremonia, observamos detenidamente el recipiente para el té en polvo, el agitador de bambú, el cucharón de servir, etc, ya que son objetos artísticos muy valiosos y caros.

Por último, tuvimos el gran honor de hacer nosotros mismos la ceremonia del té, que posteriormente bebieron la sensei y las ayudantes. Pero lo mejor de todo, fue que nos dijeron que estaba delicioso..., fue una experiencia maravillosa, ya que además de la experiencia única que vivimos, pudimos disfrutar de la amabilidad y gran calidad humana que demostraron tanto Cindy, su sensei y las ayudantes de ésta.

Bueno, espero que esto os haya dado una ligera idea acerca de cómo vivimos la ceremonia del Té, fue algo muy especial y sorprendente y ni que decir tiene que tuvimos una oportunidad única de vivir esta experiencia.

En mi nombre, en el de Toni, Betty y Paco, queremos dar las gracias a la sensei que oficio la ceremonia y sus dos ayudantes, por su hospitalidad, amabilidad y cortesía, así como a nuestra Cindy ya que sin ella no hubiesemos podido vivir y experimentar esta y otras tantas experiencias tan lindas como vivimos.

Ah! La sensei nos obsequió a cada uno con una taza de té, preciosas todas, nuestro mas sincero agradecimiento para ella.

Inmaculada Cerezo