Identifícate

Identifícate

Shokema Branch

Sección Shokema - Málaga

Busca nuestras publicaciones

Bienvenidos a ShokemaBranch.com! Aviso sobre política de privacidad.

Al continuar navegando entendemos que aceptas la política de privacidad y condiciones generales de nuestra Web. ¿De qué estamos hablando?

Acepto
Privacidad
ShokemaBranch.com utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Las mismas son necesarias para que la operatividad de nuestra Web no se vea afectada. Si deseas que no situemos dichas cookies en tu dispositivo, debes configurar el navegador que estes utilizando para que sean rechazadas. Esa acción ocasionará un funcionamiento inestable de la Web. En caso de tener dudas te recomendamos que te pongas en contacto con el equipo de soporte de tu navegador.
Legislación
La legislación vigente obliga a cumplir en todos los sitios Web profesionales con lo establecido tanto en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, como en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE), en adecuación a la Directiva 2009/136/CE del Parlamento y Consejo Europeos y relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas. La transposición de la directiva comunitaria se hizo el pasado 30 de marzo de 2012 en nuestro país a través del “Real Decreto-Ley 13/2012”. Dicho decreto recoge en su artículo 4º la modificación de la Ley 34/2002 (LSSICE), regulando todo lo referido a las cookies en el artículo 4.3 (que da una nueva redacción al artículo 22.2 de la LSSICE) y destacando como aspecto novedoso “la necesidad de consentimiento” además del de información previsto en la LSSICE.
¿Qué son las cookies?
Las cookies no son más que fragmentos de información que los servidores web almacenan sobre los usuarios en sus ordenadores. Son archivos de texto utilizados por los sitios web para recopilar y recordar datos de interés sobre sus visitantes y sus hábitos de navegación. En la actualidad son utilizadas por servidores web de todo el mundo para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos; sería dificil concebir la navegación por Internet hoy en día sin la existencia de cookies.
Fueron inventadas por Lou Montulli, un antiguo empleado de Netscape Communications (uno de los navegadores primigenios en la red). Son muy útiles para los administradores de sitios web ya que les permiten llevar un control de visitas y, de paso, proporcionan comodidad a los usuarios en su navegación por sitios habituales, pues éstas guardan sus configuraciones básicas de navegación.
Las cookies no son gusanos o virus, no son spyware y tampoco tienen como finalidad generar spam. Tan sólo son datos a disposición de los sitios web emisores, de ninguna otra empresa, corporación u organismo más.
¿Que tipo de cookies utiliza ShokemaBranch.com?
Cookies de sesión: Están diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web. Cuando finaliza su navegación, la cookie desaparece.
Cookies de analítica: cada vez que el usuario navega por nuestro sitio, nuestro proveedor externo de estadísticas (Motor Analítico de Google) genera una Cookie para conocer el uso de nuestra web. La Asociación Deportiva Shokema no autoriza la compartición de estos datos a terceros. En todo momento la identificación es anónima y tan solo permite conocer las tendencias aproximadas de nuestros visitantes. Puedes consultar la política de privacidad de Google en http://www.google.es/intl/es/policies/privacy/
Cookies persistentes: Tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por ShokemaBranch.com
(También puedes consultar nuestros Términos y Condiciones Generales)
Departamento de Desarrollo Web
ShokemaBranch.com

Saludos queridos lectores. Espero que hayáis tenido unas buenas vacaciones. La sección de cultura oriental ya está de nuevo dispuesta para ofreceros un poco más de las costumbres y raíces de oriente, que no es poco, y que a medida que pasa el tiempo iremos descubriendo. Para la inauguración del nuevo curso he elegido hablaros sobre los orígenes de Japón. Os pongo en sobre aviso que no pretendo dar una clase de historia ni nada por el estilo, sino son artículos informativos para despertar vuestra curiosidad, por lo que no me extenderé en detalles, resumiendo acontecimientos hasta llegar a lo principal que trataremos esta vez, EL ORIGEN DEL SAMURAI.

Para saber las raíces de los samuráis, primero hemos de situarnos en la época adecuada y saber el desarrollo que aconteció para que diera lugar a la aparición de estos formidables y honorables guerreros. La historia de Japón se puede esquematizar de la siguiente manera:

1. PREHISTORIA

1.1. Período Paleolítico
1.2. Período Jomon
1.3. Período Yayoi (siglo III a.d.C.)
1.4. Período Kofun

2. EDAD ANTIGUA

2.1. Período Asuka (siglo VI d.C.)
2.2. Período Nara
2.3. Período Heian

3. EDAD MEDIA

3.1. Período Kamakura
3.2. Período Muromachi

4. EDAD MODERNA

5. EDAD CONTEMPORÁNEA

5.1. Imperio japonés
5.2. Japón después del imperio

La figura del samurái no empieza a surgir hasta el Período Heinan. No obstante, daremos breves pincelas sobre el tránsito de la historia hasta llegar al momento del asunto y en el por qué del asunto.

Comenzamos por el Período Yayoi, donde comienza a surgir la cultura japonesa. En este período, a lo que es el archipiélago japonés, comienzan a llegar influencias de culturas externas como la del norte de Siberia, la del sur de Taiwán, Filipinas o de distantes islas del Océano Pacífico y, las más importantes, del oeste, desde la península coreana hasta China. El período Yayoi se inició con la importación de la técnica de cultivo y regadío de arrozales, proveniente de Corea o de China. El nuevo estilo de vida se extendió rápidamente en Kyushu, Shikoku, y Honshu. Pero los habitantes de Hokkaido y del norte de Honshu no adoptaron el sistema de arrozales de agua por su hábitat frío. El pueblo se llama emishi, ezo, o ainu (sucesores unos de otro correspondientemente).

Durante el siguiente período se consolida el poder político y es en el Período Kofun, en el siglo V o VI, donde el Budismo y el Confucianismo llegan desde China y Corea. El gobierno regente recibió y protegió el budismo como nueva religión. Hasta el fin del siglo VI, el poder real se encontraba consolidado; aquí comienza una nueva etapa, LA EDAD ANTIGUA.

Esta nueva etapa se divide en tres períodos generales. En el primero, Período Asuka, se desarrolló un sistema burocrático vinculado con el sistema de los clanes. Con la caída del Imperio Han da lugar al siguiente período, Período Nara. Después de la caída del Imperio Han (clan que tenia el poder de gobierno desde la implantación del sistema de arrozales en el sur), el archipiélago japonés emprendió un camino propio, aunque bajo la influencia de los monjes budistas provenientes de China. Mientras tanto, entre Japón y las tribus de Emishi se repetían las guerras (los habitantes de Hokkaido y el norte de Honshu se llamaron Emishi). El fragor de estas guerras da paso al último período de esta etapa, Período Heian. En el Período Heian tienen lugar una serie de acontecimientos que marca distintas fases en dicho período: la aparición de la figura del samurai, la proclamación del shogun y establecimiento del shogunato Tokugawa, la restauración Meiji, y el tiempo tras la restauración.

Y es en el transcurso de este período donde surge y se establece la figura del samurái.

En el período Heian, la palabra saburai se empleaba para referirse a los guardias del palacio imperial que portaban espadas. Los saburai, antecesores de lo que actualmente conocemos como samurái, contaban con el auspicio de un señor a quien servían y éste les proveía con el equipo necesario. Además, a los saburai se les obligaba a mejorar sus habilidades marciales permanentemente.

Sin embargo, las verdaderas tropas del emperador eran apenas grupos de conscriptos asignados a las distintas provincias del Japón para enfrentar guerras o rebeliones. Se basaban en las tropas continentales chinas y estaban conformadas por un tercio de los hombres adultos capaces de trabajar. Sin embargo, a diferencia de las tropas de palacio, cada soldado debía proveerse por su cuenta de equipo y sustento.

A principios del período Heian, aproximadamente a fines del siglo VIII y en los primeros años del siglo IX, el emperador Kammu buscó la consolidación y expansión de su imperio en la región septentrional de Honshu. Envió a sus tropas a someter la rebelión de los Emishi (antecesores de los Ainu), lo que fracasó debido a la falta de motivación y disciplina de combate de los soldados. Entonces, el emperador presentó el título de shogun* y empezó a delegar el sometimiento de los Emishi a los poderosos clanes regionales.

Estos clanes se derivaron de los grupos de granjeros que, debido a la tiranía de los magistrados designados por el imperio para gobernar los territorios y recolectar impuestos, decidieron seguir la vía armada y protegerse. Con entrenamiento en equitación y arquería, el emperador les convirtió en la fuerza que empleaba únicamente para someter a los rebeldes, mientras las tropas imperiales eran disueltas por completo. Ya a mediados del período Heian, adoptaron las armas y armaduras de estilo japonés y sentaron las bases del bushido.

Durante las etapas posteriores del período feudal, la era en que los samurái dominaron, el título de yumitori ("arquero") se mantuvo como un grado honorífico para los guerreros resueltos, a pesar de la importancia que había adquirido la esgrima. Kyujutsu, la Arquería japonesa, aún es parte importante de Hachiman, el dios de la guerra.

* En la historia de Japón, un shogun era, en la práctica, el gobernador de Japón durante la mayor parte del tiempo entre el año 1192 y el principio de la Restauración Meiji en 1868. En realidad, el título es una contracción de Seii Taishogun, el antiguo rango de general o generalísimo. Es decir "gran general que se impone a los bárbaros". En la edad antigua, los generales recibían la denominación de shogun o grandes generales (taishogun) con varios modificadores. Entre ellos estuvieron Seito Taishogun, Seii Taishogun, Chinjufu Shogun y otros. Sakanouke no Tamuramaro del siglo IX fue el militar más exitoso en antiguo Japón y cambió una persona legendaria con su título Seii Taishogun.

Originalmente, estos guerreros eran apenas mercenarios al servicio del emperador y los clanes nobiliarios. Sin embargo, lograron amasar el poder necesario para, finalmente, usurpar el mando al emperador y establecer el primer gobierno regido por los samurái. Dado que los clanes regionales se reunieron y aunaron hombres y recursos, constituyeron una jerarquía centrada en el toryo o jefe. El jefe era un pariente lejano del emperador y el miembro de menor rango de una de las tres familias nobles: los Fujiwara, los Minamoto o los Taira. Si bien originalmente eran enviados a las provincias durante un período fijo de cuatro años para ejercer como magistrados, los toryo no regresaban a la capital al fin de su período, por lo que sus hijos heredaban sus puestos y continuaban liderando los clanes para someter las rebeliones que se levantaron por todo el Japón desde mediados a fines del período Heian.

A partir de este momento, las guerras entre las fuerzas del shogunato y la de los samurái se sucedían por la restauración del poder en la figura del emperador y acabar con el régimen despótico que regentaba en Japón; y hasta aproximadamente 1867-1877 los samurái tomaron parte en estas y otras guerras, sirviendo al emperador lealmente; instaurándose un sistema muy parecido al feudalismo (europeo).

Con la consolidación del poder sobre el emperador (Meiji, de ahí que se llame la Restauración Meiji), éste instituyó cambios radicales, apuntados a reducir el poder de las esferas feudales ya la disolución del estado samurai. Esto trajo serias rebeliones por parte de la mayoría de los clanes samurái que rebelan contra éste, formando un ejército cuyo enemigo será el emperador al abolir los privilegios de la clase samurai, los contrincantes fueron el recién fundado cuerpo de policía, formada en gran parte por samurais que se pusieron al servicio del emperador y samurái de otros clanes.

De esta manera, el samurai finalmente llegó a su fin después de cientos de años de goce de su estado, sus poderes, y su capacidad de formar el gobierno de Japón; y en la persecución de un Japón moderno, los miembros del gobierno Meiji decidieron seguir los pasos del Reino Unido y Alemania. Con las reformas de Meiji a finales del siglo XIX, la clase de samurai fue abolida y fue reemplazado por un ejército nacional de estilo occidental.

Los ejércitos japoneses imperiales fueron reclutados, pero muchos samuráis se ofrecieron para ser soldados y muchos avanzados para ser entrenado como oficiales. La mayor parte de la clase de oficial de Ejército Imperial era del origen de samurai y ellos fueron muy motivados, disciplinados y excepcionalmente entrenados. Los samuráis eran muchos de los primeros estudiantes de intercambio, no directamente porque ellos eran samurai, pero porque muchos de ellos eran eruditos alfabetizados e instruidos. Algunos de estos estudiantes comenzaron escuelas privadas para enseñanzas superiores, mientras muchos samuráis tomaron plumas en vez de armas y se hicieron reporteros y escritores, estableciendo compañías de periódicos, y los otros entraron en servicios gubernamentales.

Así terminó lo que fue, y sigue siendo, una clase social muy respetada y honorable. Quizás fueron los únicos que más sentían como suya la tierra que pisaban y defendieron con todas sus fuerzas, orgullosos de su historia. El código por el que se regía esta clase social, los samurais, los hacia, en cierto modo, especiales como guerreros y como personas y tuvo tanta trascendencia que incluso ahora se sigue respetando y honrando ese estilo de vida como una de las raíces más endémicas y de más valor del país del sol naciente. Actualmente de manera sutil y liviana, el espíritu del samurái se sigue enseñando y transmitiendo de generación en generación a través de artes marciales, como el kendo; y a través de enseñanzas familiares tradicionales.

David Padial Zamorano
(Referencias tomadas de Wikipedia)