Identifícate

Identifícate

Shokema Branch

Secciones Shokema / Carranque

Busca nuestras publicaciones

Bienvenidos a ShokemaBranch.com! Aviso sobre política de privacidad.

Al continuar navegando entendemos que aceptas la política de privacidad y condiciones generales de nuestra Web. ¿De qué estamos hablando?

Acepto
Privacidad
ShokemaBranch.com utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Las mismas son necesarias para que la operatividad de nuestra Web no se vea afectada. Si deseas que no situemos dichas cookies en tu dispositivo, debes configurar el navegador que estes utilizando para que sean rechazadas. Esa acción ocasionará un funcionamiento inestable de la Web. En caso de tener dudas te recomendamos que te pongas en contacto con el equipo de soporte de tu navegador.
Legislación
La legislación vigente obliga a cumplir en todos los sitios Web profesionales con lo establecido tanto en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, como en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE), en adecuación a la Directiva 2009/136/CE del Parlamento y Consejo Europeos y relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas. La transposición de la directiva comunitaria se hizo el pasado 30 de marzo de 2012 en nuestro país a través del “Real Decreto-Ley 13/2012”. Dicho decreto recoge en su artículo 4º la modificación de la Ley 34/2002 (LSSICE), regulando todo lo referido a las cookies en el artículo 4.3 (que da una nueva redacción al artículo 22.2 de la LSSICE) y destacando como aspecto novedoso “la necesidad de consentimiento” además del de información previsto en la LSSICE.
¿Qué son las cookies?
Las cookies no son más que fragmentos de información que los servidores web almacenan sobre los usuarios en sus ordenadores. Son archivos de texto utilizados por los sitios web para recopilar y recordar datos de interés sobre sus visitantes y sus hábitos de navegación. En la actualidad son utilizadas por servidores web de todo el mundo para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos; sería dificil concebir la navegación por Internet hoy en día sin la existencia de cookies.
Fueron inventadas por Lou Montulli, un antiguo empleado de Netscape Communications (uno de los navegadores primigenios en la red). Son muy útiles para los administradores de sitios web ya que les permiten llevar un control de visitas y, de paso, proporcionan comodidad a los usuarios en su navegación por sitios habituales, pues éstas guardan sus configuraciones básicas de navegación.
Las cookies no son gusanos o virus, no son spyware y tampoco tienen como finalidad generar spam. Tan sólo son datos a disposición de los sitios web emisores, de ninguna otra empresa, corporación u organismo más.
¿Que tipo de cookies utiliza ShokemaBranch.com?
Cookies de sesión: Están diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web. Cuando finaliza su navegación, la cookie desaparece.
Cookies de analítica: cada vez que el usuario navega por nuestro sitio, nuestro proveedor externo de estadísticas (Motor Analítico de Google) genera una Cookie para conocer el uso de nuestra web. La Asociación Deportiva Shokema no autoriza la compartición de estos datos a terceros. En todo momento la identificación es anónima y tan solo permite conocer las tendencias aproximadas de nuestros visitantes. Puedes consultar la política de privacidad de Google en http://www.google.es/intl/es/policies/privacy/
Cookies persistentes: Tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por ShokemaBranch.com
(También puedes consultar nuestros Términos y Condiciones Generales)
Departamento de Desarrollo Web
ShokemaBranch.com

Bienhallados queridos lectores de la sección, una vez más os traigo algo que os resultará interesante. Espero que vuestras vacaciones de verano hayan sido reconfortantes y regeneradoras; y por supuesto la bienentrada del invierno y curso nuevo. Ya que hablamos de curso nuevo (escuela, universidad, enseñanza, trabajo…) ¿qué tal sería hablar acerca del idioma japonés? Cómo lo aprenden, de donde surge, cómo se comunican… Quizás no os llame mucho la atención, pero que tal si seguís leyendo un poco más y veréis que la cosa cambia.

Normalmente, siempre pensamos que eso de los idiomas es muy difícil; aprenderlo supone un esfuerzo perezoso. A los españoles, a nivel internacional nos reclaman como idioma primordial el inglés, habiendo muchos más habitantes de habla latina-castiza-española. La baza que ha supuesto el ímpetu por conocer los idiomas, al menos de los países colindantes, ha hecho que nuestro oído se habitúe a ello y, en consecuencia, veamos dichos idiomas asequibles para aprender, aunque no tengan el mismo origen, raíz o lengua madre.

Uno de los mayores inconvenientes en un idioma es saber emitir los sonidos de los que se compone dicho idioma, y su importancia radica en la significación del mensaje que se quiere comunicar; por ejemplo, en inglés hay palabras que variando simplemente la duración de un sonido dan significaciones distintas, en cuyo caso a uno le puede costar un disgusto con la otra persona jejeje.
Pues bien, muchos pensaréis que de todos los idiomas, los más complicados son los orientales. Sin embargo… el idioma japonés es uno de los más fáciles de aprender y hablar del mundo para los españoles o los de habla latina (y digo aprender y hablar, no escribir, ¿eh?). ¿Cuál es esta razón por la que resulte más fácil? Dicho esto, que seguro ya os llama la atención de la cuestión, os expongo la respuesta.
Para conocer el origen del idioma japonés debemos remontarnos a los orígenes del país, y los primeros registros escritos constan en los siglos VI al VIII D.C., después de que Japón adoptara el sistema de escritura chino basado en "Kanjis" o caracteres ideográficos (representaciones gráficas de ideas).
Este sistema se utilizó durante cuatro siglos hasta que, a comienzos del siglo X, se agruparon ciertas tendencias con el fin de disminuir la supremacía del chino y al mismo tiempo promover la creación de una literatura nativa en la vida del país. Se formaron tendencias lingüísticas, políticas y sociales, las cuales se desarrollaron y evolucionaron prósperamente de la mano de individuos con gran talento que dirigieron los primeros movimientos de esa época.
En su nacimiento, el japonés empleó un sistema fonético basado en utilizar los caracteres chinos por su pronunciación más que por su significado. Este sistema es conocido como "Manyo kana", que toma su nombre de un libro de poesía escrito a mediados del siglo VIII.
A medida que incrementaba el uso de este sistema surgió la necesidad de un método menos pesado y más fácil de utilizar, y durante el siglo IX apareció un método basado únicamente en sílabas, es decir, que no "rompe" los sonidos en vocales y consonantes, compuesto por caracteres chinos abreviados seleccionados de forma que cada uno representaba únicamente un sonido. Este método se denomina "Kana" y es utilizado en la actualidad.
Es aquí donde comienza el quid de la cuestión jejejeje. El hecho de usar un sistema fonético basado en sílabas “sin roturas de sonidos”. Y por lo general, consonantes acompañadas de vocales. Un breve ejemplo:
en inglés, pronunciar “apple” (manzana) sonaría “eipoul” (más o menos)
en japonés, pronunciar “yume” (sueño) sonaría “yume”, tal cual.
Este fue el comienzo de la separación del idioma chino y japonés, aunque partieron de la misma lengua madre; como ocurrió con el español y el italiano (origen común el latín). De ahí que el chino y el japonés se parezcan bastante pero sean diferentes, y un japonés no entienda bien a un chino y viceversa (igual ocurre con los italianos y los españoles, nos entendemos a medias jejeje). Volvamos por donde íbamos.
El "Kana" se divide en dos grupos de representaciones gráficas: "hiragana" y "katakana", cada una de las cuales es la simplificación de un carácter chino. El alfabeto "hiragana" se utiliza actualmente, junto con los kanjis, para palabras japonesas, mientras que el "katakana" se utiliza para palabras aceptadas de otros idiomas.


La tradición japonesa atribuye esta invención a Kobo Daishi, y es muy probable que éste hiciera dicha elección al tratarse de un renombrado caligrafista con estudios de Sánscrito, que pudieron convencerle de las ventajas de un alfabeto silábico.

Del Sánscrito también proviene el orden que hoy tienen los 50 sonidos o silabas del "Gojuuon Kana", traducido literalmente "cincuenta sonidos". La primera muestra de silabario de 50 sílabas data del período comprendido entre el 1004 y el 1028 DC, lo cual hacer ver que trata de unos 50 años anterior a la actual ordenación denominada "iroha".
La ordenación "iroha" es una ordenación antigua del "Kana", basada en un poema budista que contiene cada una de las silabas del alfabeto japonés exactamente una vez. Hay diferentes versiones de la ordenación que se corresponden con diferentes versiones del mencionado poema. Como curiosidad os muestro la versión más común:

i ro ha ni ho he to
chi ri nu ru (w)o
wa ka yo ta re so
tsu ne na ra mu
u (w)i no o ku ya ma
ke fu ko e te
a sa ki yu me mi shi
(w)e hi mo se su (n)
¿Y esto qué es? Jejeje Pues viene a ser un sistema de aprendizaje. Cuando somos pequeños recordaréis cómo los profesores nos enseñaban tanto vocales y consonantes (el abecedario) con cancioncillas, pues esto es un sistema parecido. Actualmente este sistema ha sido ampliamente sustituido por el sistema de ordenación más usual conocido como “quot; gojuuon". En el apéndice del diccionario de Kanjis de Nelson se ofrece la siguiente traducción del poema anterior:

Los colores son fragantes
Pero se desvanecen.
En nuestro mundo ninguno dura para siempre.
Hoy cruza la alta montaña de las ilusiones de la vida,
Y no habrá más sueños extraños,
No más emborrachamientos.

Pero para conseguir ese significado debemos leer el poema de esta forma:

Iro wa nioedo
Chirinuru o
Waga yo tare zo
Tsunenaran
Ui no okuyama
Kyoo koete
Asaki yume miji
Ei (= yoi) mo sezu.

Este sistema silábico o "kana" se utiliza aún en la actualidad, y junto con los "kanjis" compone el sistema de escritura japonés. Entonces… ¿de cuántos "kanjis" se compone el lenguaje japonés?
Veamos, como el español, el japonés tiene su diccionario reglamentario y oficial. En este caso se cuenta con el diccionario "Morohashi daikanwa jiten", que registra en total unos 50.000 caracteres chinos (no olvidemos que los "kanjis" proceden de caracteres chinos y hoy día conservan una gran similitud con ellos tanto en forma como en significado, incluso son exactamente iguales en muchos casos). Sin embargo, la mayoría de esos caracteres son muy oscuros (en el sentido de apagados, siniestro), bien porque se refieren a nombres de lugares específicos o nombres de insectos o plantas, razón por la cual la mayoría no son utilizados con frecuencia ni siquiera en China.
El Gobierno Japonés compiló una lista de caracteres básicos para la vida diaria (uso común) denominada "Jouyou kanji", compuesta por 1.945 caracteres "kanji" con su pronunciación aprobada, y otra lista de caracteres extra que están permitidos utilizar en los nombres propios denominada "Jinmeiyou kanji" (significado literal: "kanjis” de uso para nombres de personas"). Los caracteres que no pertenezcan a ninguna de las dos listas mencionadas no pueden utilizarse para componer el nombre de una persona.

La lista de caracteres "Jouyou kanji" es la que se usa en los periódicos como base, con el requerimiento legal de que si utilizan cualquier carácter que no esté incluido en la lista, éste debe ir acompañado de su pronunciación escrita en alfabeto "kana" (en este caso a la pronunciación que acompaña al "kanji" se le denomina "furigana"). Digamos que viene a ser como un estilo más formal.
Sin embargo el japonés escrito moderno utiliza un número mucho mayor de caracteres, los cuales no tienen que ir necesariamente acompañados de "furigana". Se cree que aproximadamente se necesitan conocer unos 3.300 "kanjis" para ser considerado una persona culta, número que se incrementa enormemente para campos especializados de conocimiento, como pueden ser la medicina, química, etc., lo que suma un total de unos 6.000 caracteres en uso en Japón.
Aunque la mayoría de los "kanjis" fueron inventados por los chinos, algunos caracteres de uso común en japonés (y otros de uso no tan común) fueron inventados por los propios japoneses. Estos caracteres, conocidos como "kokuji" (traducido "caracteres nacionales"), normalmente sólo tienen una única pronunciación: la pronunciación japonesa o "kun-yomi".
El resto de caracteres tienen o bien una pronunciación "on-yomi" (pronunciación derivada de China), o bien una pronunciación "kun-yomi" (pronunciación japonesa). Esto de las pronunciaciones es recíproco; por ejemplo los "kanjis" que se usan para los verbos "hataraku" (trabajar) y "komu" (estar lleno) son ambos invenciones japonesas, sin embargo, el primero fue absorbido en China y ganó una pronunciación "on-yomi"; como ocurre con otros muchos casos.
Esto abre una puerta a una incógnita: con tantos caracteres que debe aprender un japonés para comunicarse, ¿cómo se organiza el aprendizaje en la escuela? El sistema de Educación japonés tiene el siguiente sistema de enseñanza de los caracteres "kanji":
"Hiragana" y "katakana". Se aprenden en la enseñanza básica, lo que viene a ser en nuestro país la etapa pre-escolar.
"Kyouiku kanji" o caracteres de educación, se aprenden durante los 6 años de escuela elemental (lo que se conoce aquí como etapa primaria), divididos en aproximadamente unos 100-200 caracteres cada año.
El resto de caracteres hasta completar la lista "Jouyou kanji" y "Jinmeiyou kanji" se aprenden en la escuela de nivel medio (lo que viene a ser aquí la etapa secundaria).
Los caracteres que no pertenecen a la lista "Jouyou kanji" se aprenden en la escuela superior o enseñanza superior (lo que viene a ser aquí bachillerato inferior y superior), aunque no existe una lista de niveles para enseñarlos.
El resto de caracteres que un japonés necesite para su vida diaria tendrá que aprenderlos por sí mismo. Por ello no es de extrañar que, incluso los japoneses, necesiten hacer uso de un diccionario de "kanjis" para buscar aquellos caracteres que aun no conocen, por ejemplo cuando leen un libro o un artículo de un periódico; o en conversaciones más técnicas entre (por ejemplo) un médico y un ingeniero hayan cosas que no sepan el significado o traducción.
Esto de la enseñanza nos deja tema para otro artículo, que desde mi punto de vista es otro aspecto interesante a conocer jejeje. Pero eso, será para otro artículo.

Con ello pongo fin a este ratito de cultura por estos cuatro meses. Espero que os haya gustado y que siga despertando el gusanillo por saber más acerca de este gran país (al menos para mí) del Sol naciente, que ya puestos su nombre oficial sería "Nippon Koku" o "Nihon Koku" traducción literal: “Sol Naciente”.

Hasta la próxima amigos y kenshins. ¡¡Felices Fiestas, y próspero 2010!!

Aquí os dejo algunas imágenes:

 

TIPOS DE GRAFÍAS

HOJA DE KANJIS DEL LIBRO BÁSICO

 

HIRAGANA

David Padial Zamorano